¿el objetivo? ¡publicar!

El conocimiento original (relato de experiencias, nuevos enfoques didácticos, descubrimientos básicos, etc.) producido en el desarrollo de las actividades docentes, debe tener como fin el ser comunicado al resto de la comunidad académica. La comunidad académica es una sola y la métrica de la bondad del trabajo de sus miembros son las publicaciones.

 

 

 

 

 

 

 

Esperamos contribuir con esta propuesta al establecimiento de una cultura de trabajo en donde las experiencias sean comunicadas por escrito, lo que seguramente conllevará el enriquecimiento de la discusión sobre nuestras prácticas y al reconocimiento nacional e internacional del trabajo aquí realizado.

Como decía el Dr. Caldeyro Barcia: "Publicar es fundamental: por un lado es el mejor ejercicio de autoestima para seguir avanzando en trabajos de investigación, muchas veces complicados. Por otro, nos permite informar lo que estamos haciendo... El investigador que pierde el deseo de publicar su trabajo, ha perdido ese fuego íntimo necesario para desarrollarse académicamente" .

Impulsando la generación de informes o reportes del fruto de cada trabajo grupal, éste quedará disponible para su uso futuro por el resto de la comunidad , contribuyendo a la generación de conocimiento de las características ecológicas de la región en forma complementaria y acumulativa.

Investigar y publicar son procesos ligados muy íntimamente. Muchas personas creen erróneamente que la investigación termina cuando se obtienen los resultados, cuando estos se analizan, o cuando se presenta el informe final del trabajo. El científico debe aprender, bien temprano en su formación como investigador, que la investigación genuina y seria termina cuando se publican los resultados del trabajo en una revista científica. Sólo entonces la contribución formará parte del conocimiento científico. Pablo Lehmann A.


"La ciencia es una actividad social en la que los procesos de comunicación desempeñan un papel vital. El peor castigo para un investigador no es que las revistas rechacen sus artículos; el peor castigo para un investigador, y el indicio más evidente de fracaso científico, es que nadie lea, cite, utilice o valore sus artículos." Juan Miguel Campanario (Departamento de Física, Universidad de Alcalá)

< volver a las fuentes ........................................................................................................................... formato >